Inter-Religioso

Conociendo el Mundo de las Religiones

Cómo estudiar la Biblia-1

La lectura de la Biblia ha traído inspiración y consuelo a miles de personas; sin embargo, solo leerla, no es suficiente. Es necesario estudiarla. Para ello se require conocer: Los tiempos en que ocurrieron los hechos (a eso se le llama cronología), los lugares (geografía), y también el significado de las palabras utilizadas en su idioma original (filología). Para desarrollar esta disciplina se require tener deseo de aprender, conocer el marco histórico, linguístico y cultural relacionados con la narración, y solicitar la ayuda del Espíritu Santo, para comprender y prácticar lo aprendido.

En nuestros dias las iglesias cristianas animan a sus feligreses a leer y a estudiar la Biblia, pero muy poco se instruye sobre cómo estudiarla. ¿Por dónde se debe comenzar? ¿Qué es los que se va a investigar? Cuando Felipe le preguntó al eunuco etíope: ¿Entiendes lo que lees? La respuesta fue: “¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare?” Hech. 8:30,31. Esta es una gran verdad. Para conocer la Biblia, es necesario conocer aspectos básicos como el marco de referencia al que nos hemos referido. El método cronológico es un buen método para el estudio de la Biblia, pues nos permite conocer las cosas que ocurrieron primero.

Empecemos por señalar que desde la creación hasta el diluvio la comunicación de Dios con el ser humano fue verbal Gen. 3:9,10. A partir del establecimiento de Israel como pueblo especial, la comunicación divina fue verbal-y-escrita. Alrededor del año 1500 a.e.c. (a.e.c. significa antes de la era común), la revelación que Dios impartió al pueblo de Israel se hizo por medio de Moisés, y se reconocen como las Escrituras Hebreas. Los idiomas utilizados, el hebreo y el arameo, son idiomas semíticos del área de Mesopotamia. Los libros se escribieron en pieles de animales limpios kosher, y se juntaron para formar un rollo. Los traductores quisieron facilitar la comprensión por parte del pueblo y tomando en cuenta los tiempos actuales usaron la palabra libro, para traducir el término “rollo”.

Los libros (o los rollos) escritos por Moisés, fueron: Génesis (1500 a.e.c.), que cuenta la historia de los orígenes de la humanidad y del pueblo de Israel. Éxodo (1440 a.e.c.), el libro de la legislación. Levítico (1440 a.e.c.) instrucciones sobre el santuario, y Números (1410 a.e.c.), instrucciones sobre el campamento y deberes de los levitas. Cinco años mas tarde en 1405 a.e.c., por indicación de Dios Moisés escribió el libro de Deuteronomio (heb devarim), que es el resumen o compilación de los cuatro libros anteriores. Este libro fue escrito para la nueva generación que había nacido en el desierto. Esos cinco libros constituyeron la torah (palabra hebrea que signfica instrucción, enseñanza, ley), y se convirtieron en el código de ética, que indicaba cómo debían vivir los israelitas como pueblo especial. Estas leyes, mandamientos, decretos estatutos y ordenanzas no eran un parámetro de salvación para determinar quién se salva o quién se pierde. Eran un manual de conducta acerca de cómo vivir en armonía y en paz con Dios y con los hombres. Pablo menciona que la salvación se determinó antes de la fundación del mundo, (Efe. 1:4), cuando aún no existían los seres humanos. Por ello,l a salvación fue por gracia, tanto en el Antiguo, como en el Nuevo Testamento.

Por cerca de 500 años, los cinco libros de Moisés fueron reconocidos como leyes e instrucciones de Dios para Israel y podemos identificarlos como la Biblia hebrea. En nuestras Biblias, los libros de Moisés aparecen como la primera sección del Antiguo Testamento. Esta primera sección es importante, porque describe: 1. Quién es Dios. Es la primera pregunta que debemos considerar en nuestro estudio de la Biblia. 2. La segunda pregunta es: Cuál fue el problema que surgió en el reino de Dios. Y la respuesta es, el problema del pecado. 3. La tercera pregunta es: Cuál fue la solución de Dios al problema del pecado. La respuesta es, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo Juan 1:29.

Para encontrar la información sobre las respuestas anteriores, es más práctico comenzar a leer y estudiar el libro de Deuteronomio, porque contiene el compendio de los cuatro primeros libros de Moisés.  A partir del año 1000 a.e.c., se fue organizando la segunda sección de la Biblia Hebrea, identificada como “Los Profetas”, y luego, la tercera sección denominada “Los Escritos”, (los libros históricos y de sabiduría). Aclaremos: ¿Cuál es la diferencia entre la primera sección de la Biblia Hebrea y la otras dos secciones? Podríamos responder que en la primera sección Dios dió las instrucciones acerca de cómo se debe vivir. Nos está diciendo, como lo describió posteriormente Isaías (740 a.e.c.), “Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecho, ni tampoco torzáis a la izquierda”. Isa. 30:21. En las otras dos secciones, se describe qué ocurrió cuando Israel intentó seguir las instrucciones de Dios, o cuando las ignoró.

Más de cien años después, en el 605 a.e.c. Jeremías escribió: “Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestrras almas.” Jer. 6:16. Las Escrituras Hebreas señalaban el “buen camino” indicado por Dios. También hoy, esto es así. Con el estudio de la Biblia, intentamos seguir el consejo de Dios dado por medio de Jeremías. Queremos averiguar sobre las “sendas antiguas”, es decir, las instrucciones originales que fueron dadas a Israel, y cuáles de ellas se transfirieron y se aplican al cristianismo.

Todas las instrucciones, leyes y enseñanzas de Dios (que según los eruditos hebreos fueron 613), se pueden resumir en diez declaraciones que las conocemos como la ley moral de los Diez Mandamientos. Esos Diez Mandamientos podríamos resumirlos en dos declaraciones: “Amarás al Señor tu Dios…y amarás a tu prójimo como a ti mismo” Mar. 12:28-31. San Mateo añade que de estos dos mandamientos, depende toda la ley (heb torah), y los profetas (heb nebi’im, segunda sección de la Biblia Hebrea). Todas las leyes de Dios descansan sobre el soporte fundamental que es el amor de Dios, y que a través de los dos principios reguladores “hacer justicia y amar misericordia” Miq. 6:8, ayudan a los hijos de Dios y a los seres humanos, a no cometer injusticias que producen sufrimiento.

Moisés (1405 a.e.c.) resumió las instrucciones de Dios, cuando dijo: “Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad? Deut. 10:12,13. Algunos piensan que el cristianismo no require cumplimir ninguna ley, ni mandamiento. ¿Cree usted que un Dios de justicia pondría las cosas bien difíciles para los del Antiguo Testamento, y muy fáciles para los del Nuevo?

Los libros del Nuevo Testamento fueron escritos en griego koine (común), durante el primer siglo de la era Cristiana. Cuando el apóstol San Juan escribió: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mi.” Juan 5:39, se estaba refiriendo a la Biblia Hebrea versión Septuaginta (o versión de los Setenta), que es la versión de la Biblia Hebrea traducida al griego por orden del rey Ptolomeo II Philadelpho (284-246 a.e.c.).

Los libros del Nuevo Testamento son cinco: 1. Los Evangelios, 2. Cartas Paulinas, 3. Cartas Generales, 4. Libro Histórico, y 5. Libro Profético. Fue el arzobispo inglés Stephen Langton (1150-1228), arzobispo católico romano de Canterbury, Inglaterra, quien introdujo la división de la Biblia en capítulos y versículos, tal como la conocemos hoy. Él estudió y enseñó teología en París. Cuando la Iglesia Católica de Inglaterra se independizó del Papa, se convirtió en la Iglesia Anglicana. La Catedral de Canterbury es hoy patrimonio de la humanidad, según declaración de la UNESCO, y pertenece a la Iglesia Anglicana. Hoy tenemos la fortuna y privilegio de tener traducciones de la Biblia en muchos idiomas, de modo que podemos leerla en nuestra propia lengua que nos facilitan la comprensión y el estudio de la Biblia, a fin de conocer a Dios y lo que Él espera de cada ser humano.

1 Comment

  1. Hola Pastor…

    El libro de Job cómo queda clasificado?, se dice que es el primer libro escrito por Moisés…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2018 Inter-Religioso

Theme by Anders NorenUp ↑